Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Sáb Oct 29, 2016 3:14 am.
Últimos temas
» Shadow City (Nuevo) {Elite}
Jue Jun 06, 2013 1:42 am por Invitado

» End of Silence [Cambio de Link y botón]
Mar Jun 04, 2013 12:05 am por Invitado

» Bishoujo | Foro para chicas [Normal]
Mar Mayo 07, 2013 4:40 am por Invitado

» Corazón de Melón [Confirmación]
Dom Abr 14, 2013 10:31 am por Invitado

» Wonderful Nightmare [Élite]
Vie Abr 12, 2013 8:41 pm por Invitado

» Criminal Project (elite)
Jue Abr 11, 2013 4:10 am por Shinya Kougami

» Midnight Circus {Afiliación Élite}
Miér Abr 10, 2013 6:40 pm por Shinya Kougami

» Patrulla [DaUn]
Miér Abr 10, 2013 6:27 pm por Invitado

» Registro de Nombre y Apellido
Mar Abr 09, 2013 9:29 pm por Shinya Kougami


All alone (Kagari y DaUn)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

All alone (Kagari y DaUn)

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 30, 2013 2:28 am

Luz…

Sol, nubes, pájaros cantando bajo el basto cielo azul…

Necesitaba eso….solo eso.

Abrí los ojos encontrándome de bruces con las paredes azules de la oficina de seguridad pública que tanto detestaba pero que, sorprendentemente aunque solo llevara un día allí encerrada, a su vez me transmitían paz y familiaridad.

Suspiré cansada y me incorporé de mi cama tomando a mi osito de peluche Teddy al que por alguna tonta razón siempre le mordía la oreja cuando me ponía nerviosa hasta que me cansaba.

Me encaminé hacia la puerta y esta se abrió dejándome salir al pasillo donde pronto me encontré con todo el bullicio de aquel edificio. Inspectores, ejecutores y otro personal de las instalaciones iba y venía sin pararse ni un segundo a mirar si me pisaban o no, aunque bueno…era normal, quien se esperaba que allí hubiera una niña de tan corta edad, recién llegada que no conocía a nadie y que encima fuera ejecutora?

Ni si quiera yo lo comprendía del todo bien…mi mente no estaba la suficientemente desarrollada como para entenderlo…es más…lo veía como un juego…o quizás, más bien, como una especie de sueño que a veces, cuando tomaba el Dominator entre mis manos y me veía en la obligación de disparar bajar las ordenes de mis superiores, se tornaban pesadillas.

Caminé con la cabeza baja abrazada a mi osito-tranquilo Teddy…todo está bien…yo te protegeré Teddy…no tengas miedo-sonreí sin dejar de caminar hacia la salida del edificio con total tranquilidad.

Miré la puerta. Era el momento de salir. No podía perder más tiempo. Tenía que volver a salir, respirar, oir los pajaros, conocer más de cerca todas aquellas nuevas realidades que se presentaban ante mi y que nada más despertar me parecían tan extrañas…pero ahora menos…aquel edifico estaba lleno de tecnología…era imposible permanecer indiferente a todo ello, y porque no decirlo, era divertido.

Contuve la respiración y me acerqué peligrosamente a la puerta.

Solo un paso más…solo uno más y estaría fuera.

Lo di y en ese momento la luz del sol me cegó por unos segundos.

-Genial…-sonreí feliz observando aquella esfera de luz brillante iluminando toda la ciudad haciendo que suspirara y volviera mi mirada hacia Teddy-ya estamos fuera-sonreí-no es genial?-pregunté por un segundo algo asustada al aire.

Sin embargo esa sensación cesó al instante haciendo que de nuevo se volviera a dibujar una amplia sonrisa en mi rostro haciendo que ahora sujetando a Teddy solo por una pata empezara a dar vueltas sobre mi misma con los ojos cerrados mientras bailaba sin dejar de dar vueltas por toda la plaza que englobaba al edificio.

Era genial…

La sensación de sentir de nuevo los rayos del sol acariciando mi piel…no sabía cómo expresarlo…no había palabras para describirlo…al fin estaba fuera de nuevo…tenía que aprovechar. Estaba emocionada…se notaba en mis ojos, bien abiertos tintineando con cada zancada que daba alejándome del alto edifico negro encaminándome hacia un lugar donde encontrar diversión y felicidad…aunque seguramente antes de llegar me perdería.

No obstante, alguien me reconoció a pesar de que yo a él no-se ha escapado!-gritó fuertemente haciendo que muchos se giraran para verme-cogedla!-volvió a gritar el sujeto.

Mis piernas reaccionaron instintivamente echando a correr de inmediato por la primera calle que vi. No podía dejar que me llevaran de nuevo a dentro…no podía…no quería volver allí….solo quería ser libre como un pájaro…vivir mi vida…no ser encerrada…quería volar…volar lejos de allí, de todo.

Y así fue…nada más salir del complejo de la oficina pública siendo perseguida por un grupo de tres personas armadas me perdí y a ellos también los perdí de vista gracias al montón de gente que se concentraba en aquella parte de la ciudad haciendo que suspirara algo más aliviada, aunque por poco tiempo.

No conocía la ciudad…no debía salir afuera…no debía ver la luz del sol ni oír a los pájaros cantar como lo estaban haciendo en esos momentos anunciando la entrada de la primavera, no debía hacer lo que quería, solo debía quedarme a salvo entre esas cuatro paredes como los inspectores me mandaban…tenía que ser una niña buena…

Temblé y mis rodillas junto con mis extremidades inferiores, que antes habían sido tan raudas y veloces ayudándome a salir de mi prisión, ahora se arrepentían moviéndose inseguras a punto de fallarme haciendo que me precipitara al suelo cerca de lo que parecía un centro comercial sin poder dejar de temblar asustada, no por los que me habían perseguido, si no por mi situación…

No quería estar sola…sola en aquella oscuridad que me había venido acompañando durante tanto tiempo…sumida en la oscuridad de un sueño...o una pesadilla…no estaba muy segura de ello…solo sabía que había sido mucho tiempo…y que a pesar de despertar cada día…cuando cerraba los ojos y la luna estaba en su cenit tenía miedo…miedo de no poder volver a abrir los ojos en mucho tiempo…como cuando había despertado en el hospital…sin ninguna explicación, sola en el mundo…sin nadie que me recogiera en la luz…a la salida del túnel.

Sola…

Estaba sola…

Sola de nuevo…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: All alone (Kagari y DaUn)

Mensaje por Invitado el Dom Mar 31, 2013 12:44 am

Paso, paso. ¡Oh! Ahí está. Shuusei esboza una sonrisa triunfante, su pulso no tiembla. ¿Por qué debería? Cavilar no es una opción.

Oi, oi. Con que intentando jugar sucio, ¿eh? —Resopla con ironía— Qué chico tan malo. Bien, entonces... juguemos un rato.

Sonido chirriante, agudo. El color fosforescente del arma viaja sobre las líneas que decoran la misma; corriente eléctrica; cyan sobresaliendo, prediciendo el fatídico final de aquél que está siendo apuntado y enjuiciado.

Target's threat judgment has been updated.

Enforcement mode is Lethal Eliminator.

Aim carefully and eliminate the target.

¡BANG!

¡Menuda explosión humana! No queda nada, ni tripas, ni carne, ni huesos. Sólo hay sangre.

A ver si así te quedan ganas de seguir fastidiando. Nivel de vida reducido a cero... tch, qué mala broma.

Shuusei se llevó el arma a los hombros, manteniendo en todo momento su mano libre dentro del bolsillo de su pantalón. Con su peculiar estilo negó con la cabeza y viró a su alrededor. Al parecer, el objetivo anterior había sido el último que debía explotar en pedacitos, pues ahora todo lucía calmo. El disturbio había cesado.

Joder, pese a ello estaba aburriéndose como el infierno. Menos mal que llevaba consigo su nueva consola portable de videojuegos, y es que en ocasiones matar resultaba tedioso. No que le emocionara tanto como los versus que combatía dentro de la interfaz gráfica de su computadora. Está de más decir que se encontraba en función de su labor, difícilmente podría salir del ciclópeo edificio con la intención de divertirse un poco. ¡Qué va! Bien era sabido que los Ejecutores no eran otra cosa más que prisioneros. Imposible hacer su santa voluntad. Al momento de eliminar las amenazas todo pasaba tan rápido, tan efímero. Ni siquiera había lugar para el sadismo, su trabajo se reducía a seguir las órdenes de un arma que fungía como dictador. Cero satisfacción. Cero capacidad de elección.

Como si tuviera que actuar cada segundo de su vida bajo el ritmo que marca un sistema opresor como Sybil. Como si fuese una simple computadora que debe realizar cada paso del manual tal cual se lo indica con el único objetivo de "funcionar adecuadamente".

¡Cuánta suerte tenían aquellos que todavía lograban ejercer su libre albedrío! Cuyo significado no lo sabría si no fuese porque también es teoría y hubo de leerlo en algún lugar. Es verdad, no había más remedio que resignarse, pues no contaba con otra opción... La decisión estaba tomada y no titubeaba al preferir matar para sobrevivir, que vivir muriendo lento.

Los ojos espectadores dentro del centro comercial veían todo con total sosiego, era para ellos tan común como necesario presenciar dichos homicidios. Reacción nula, indolora, insensible. Cuán ruin era el juicio de la sociedad que al ver a alguien morir ni siquiera se molestaban en inmutarse. Pero bueno, el trabajo estaba hecho. A punto estaba de salir del lugar y dirigirse hacia el vehículo, cuando divisó a lo lejos un pequeño bulto tembloroso que se arrinconaba en un lugar espacioso. Shuusei enarcó una ceja y se acercó a la pequeña niña que oscilaba con miedo. Poco le importó si era imperioso regresar de inmediato a la unidad. Una vez estando cerca, se inclinó hacia ella de lado, buscando su mirada.

Hey, enana. ¿Qué hace una pequeña como tú en un lugar tan expuesto? —Inquirió dándole un suave 'coco' en la coronilla para llamar su atención, nada que fuese hiriente— ¿Te perdiste?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: All alone (Kagari y DaUn)

Mensaje por Invitado el Dom Mar 31, 2013 4:35 am

Acaban las líneas.

Llega al inevitable final, todo tiene un tiene final o casi todo. Levantó la vista pensando en eso, si, las cosas tienen un final, sea de una forma natural o no natural, pensó en la primera vez que vió a su padre usar el Dominator. Eso pone fin a todo. Nada regresa.

Ni siquiera los muertos.

Y en ese sentido la hacía sentir segura, puede que no bien, ni mentalmente más estable pero.........no tan trastornada, en cierto modo eso era un avance aunque llegado al fin del mundo poco importa el camino que elijas, ya no puede volver ni aunque su psycho-pass baje fácilmente a menos de veinte, no después de haber subido hasta el grado ciento ochenta, pero si estaba en esta situación era por su culpa. Los milagros no existen, sólo causa y efecto, en esta circunstancia ella había elegido convertirse en un perro de caza, había decidido alejarse de la tranquilidad y el aletargamiento que le daban las paredes blancas para volver al mundo exterior.

Un poco caótico.

Mucho ruido.

Pero podía manejarlo, apenas dos días fuera, sus primeros días como ejecutora, aún no había tocado un Dominator, le tocó permanecer en la Oficina mientras no le reclamaban, simple trabajo, alguna vez se cruzó con su padre, había esperado que pasara de largo como si no la conociera pero en lugar de eso, Tyer le había tomado la corbata y le enseñaba como anudarla correctamente. Cani. Se estremeció cuándo la llamó así, ella había renunciado a su apellido paterno voluntariamente porque no quería avergonzarlo, decidió usar el apellido de su madre. Gray. Pero su padre le llamó por el original, por el que los dos compartían, le había dicho que estaba bien sino quería usarlo pero que entonces sería su apodo.

Porque no quería que olvidara quién era.

Y ella se sintió terrible pese a que no lo expresaba. Era tan bueno. Y en ese segundo día en que estaba sentada sobre la mesa con el abrigo apoyado en la silla tecleaba pausadamente en su teclado cuándo había oído ruidos, parecía haber revuelo en los pasillos, cuándo salió a asomar la cabeza uno de los inspectores la llamó, por supuesto, por el apodo. Daun atendió y el inspector le dijo que un ejecutor había salido sin atender a llamadas, le dió los datos. Una niña pequeña. Rubia. Ojos azules. Caucásica. Entre ocho y diez años, le fue ordenado ir a buscarla.

Daun se colocó el abrigo y salió fuera de la Oficina. En el momento en que lo necesitara el furgón aparecería con los drones para darle un Dominator, pero sólo se trataba de una niña, analizándolo fríamente no creía que la niña fuera a ser una criatura irracional ya que en lugar de huir se hubiera rebelado, lo único que había hecho la criatura fue seguir su primer instinto, confiaba en hablar con ella y solucionar las cosas sin que se asustara más, así que salió observando que había al menos otras tres personas buscándola con los respectivos drones, también esos...argh, agentes camuflados de criaturas caricaturescas a través de un holograma, le provocaban escalofríos esos siniestros rostros sonrientes, no pensaba activar el holograma a menos que fuera una orden, así que echo a caminar.

Buscó en un primer momento cualquier pista que se pudo haber dejado en la huida, al no encontrar nada, buscó alguna referencia a través de las cámaras de la puerta. Aparentemente la niña llamada Summer había huido tal como ella pensó, no fue premeditado, por sus expresiones todo pareció pillarla desprevenida. Daun se movió copiando los pasos y se paró dónde ya no llegaba la cámara viendo la posición, desde dónde estaba tenía más salidas, podía haber tirado hacia cualquier sitio y sería muy difícil de encontrar sin una zona que los drones pudieran mantener aislada y revisar las pocas cámaras llevaría horas y sólo haría que la pobre criatura se perdiera.

Daun se apoyó en una pared sin dejar de observar el entorno. ¿Qué haría ella si estuviera asustada? Correría, correría muy rápido tratando de que dejaran de perseguirla y también intentaría esconderse, iría al parque o cualquier lugar dónde pudiera pasar desapercibida, entrecerró los ojos algo molesta pensando en las posibilidades hasta que oyó a una niña quejarse a su madre, la mujer hablaba algo de que tenían que regresar a casa a preparar la comida, pero la niña chilló que quería un oso de peluche cómo el que llevaba la niña rubia que vió cerca del centro comercial, la joven miró hacia la niña escuchando con más atención y volvió a visualizar las grabaciones de la salida y los pasillos rebelando que tal cómo recordaba, Summer llevaba un oso de peluche. No era tan descabellado y al menos tenía una dirección a la que acudir primero.

Así pues sin más se encaminó al centro comercial corriendo viendo a la niña rubia encogida con otro chico, no sabía si se trataba de un civil o de alguien de la oficina al llevar tan poco tiempo, una vez más cerca vió que llevaba lo mismo que ella en la muñeca pero no quiso llamarle la atención, pensó que era más sensato acercarse con cuidado para no asustar a la más pequeña.

-Buen día-saludó con calidez a ambos y se acuclilló frente a ella-. Hola, pequeña, me han mandado a buscarte, pero quiero que sepas que debes estar tranquila, no te obligaré a nada que no quieras. Me llamo Daun Gray, encantada.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: All alone (Kagari y DaUn)

Mensaje por Invitado el Dom Mar 31, 2013 11:33 am

Mis piernas no dejaban de temblar y en mi cabeza solo resonaba el vacío en la oscuridad, igual que todo el tiempo que había estado en el hospital…tiempo que aun desconocía.

No podía quedarme allí, de lo contrario me encontrarían, no podía rendirme, debía seguir, continuar hacia delante sin que mis piernas volvieran a fallar…no me podía detener…

Aquellos tipos…cuando me encontraron deambulando por la calle totalmente perdida y me cogieron solo se fijaron en mi muñeca y me clasificaron como un perro de caza muy raro arrastrándome con ellos hasta la oscuridad luminosa de mi celda con las paredes en blanco.

El problema fue que justo cuando me iba a incorporar para continuar mi carrera un chico de pelo naranjas apareció de repente en frente mía haciendo que me asustara un poco. Sería el uno de los que me perseguía?

No, no parecía quererme hacer daño, o si quiera no parecía conocer mi situación…o eso…o…no era peligroso para mi…

Instintivamente lo abrece y negué dejando que las lágrimas inundaran mis ojos y resbalaran por mi cara-no me he perdido…yo me he…es….escapado, go...gomen-logré balbucear pidiendo perdón sin alguna aparente explicación sobre su chaqueta aun sin soltarlo abrazándome a él con mis pequeñas manos lo más fuerte que podía.

No quería caer…no quería caer en la oscuridad…no quería volver de nuevo a las sombras…no quería…tenía que agarrarme a algo para no caer…para que me abrazara y jamás volviera a caer en la oscuridad…

Sin embargo, otra chica apareció poniéndose a mi lado hablándome haciendo que levantara mi cabeza del cuello del chico y la mirara aun con algunas lágrimas en mis ojos-bu…buscarme?-tartamudee y luego miré al chico de pelos anaranjados-No! No quiero volver!-dije con fuerza apretando ahora a mi osito de peluche-no quiero…no quiero volver allí…-seguí apretando fuertemente mi peluche, tanto que pensé que lo rompería como siguiera así-por favor…no….no me lleves allí…-levante mi mirada que progresivamente se había ido bajando al igual que el tono de mi voz-de nuevo no...-dije en un hilo de voz.

Porque me buscaban? Porque querían encerrarme? No había hecho nada malo! Solo acaba de despertarme! Porque era, por escapar del hospital? Por llevar un peluche? O quizás…era por aquella pulsera que llevaba puesta en mi brazo con una luz totalmente negra?

-Daun-chan….-susurré mirándola limpiándome las lágrimas con las mangas de mi chaqueta-porque queréis que vuelva?-pregunté mirándola desconcertada buscando una respuesta en sus ojos penetrándola con mi azul mirada-porque? E...es por la pulsera? Me la quitaré si la quereis-sonreí leve y agradablemente a la vez que mi sangre se helada fijandome que ellos también tenían una con el mismo color en el centro-vo…vosotros también tenéis una…-dije sintiendo de nuevo como mi cuerpo volví a temblar-po…porque?-caí al suelo de rodillas de nuevo llevándome las manos a la cabeza-no...no lo entiendo, no lo entiendo!-grité casi sintiendo como mi cabeza iba a explotar .

Que pasaba en aquella ciudad, en aquella época, que pasaba? Porque no entendía nada de lo que pasaba? Quizás era por no recordar nada? O por estar tanto tiempo dormida?

No tenía ni idea. Pero quería descubrirlo, quería llegar al centro de todo ese asunto…solo quería respuesta, explicaciones para aquel mundo nuevo en el que había despertado y del que, al parecer, no recordaba nada.

Seguía como al principio, como cuando había despertado....sola, sin nadie que me estuviera esperando con un gran ramo de rosas o chocolates…Si, estaba completamente sola…sola en la oscuridad.

Apreté los puños con la mirada baja. No podía soportarlo más…quería despertar....

Despertar de aquel largo y fatídico sueño.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: All alone (Kagari y DaUn)

Mensaje por Invitado el Lun Abr 01, 2013 12:25 am

Como si de un deja vú se tratase, su mente evocó recuerdos que impactaban ineludiblemente sus emociones cada vez que se hacían presentes. Ver a una niña indefensa y temerosa de su rededor, quizás escondiéndose de lo que fuera su aciago destino, era sin duda algo que le sabía familiar. ¿No había ocurrido lo mismo con él, años atrás? En efecto, así fue.

Las lágrimas que los pequeños orbes turquesa dejaron caer, le supieron hirientes. Cuando los brazos de la menor rodearon su cuerpo de manera súbita, por poco cae hacia atrás del puro impacto, y es que estando en cuclillas era difícil mantener el equilibrio. La abrazó parpadeando de la impresión, en su mirada no cabía la conmoción de tan imprevisto suceso. Lo único a lo que pudo recurrir fue a intentar estrecharla mientras ésta continuaba sollozando. Shuusei no lograba comprender del todo los gimoteos que estaban siendo despedidos, pero al ser repetidos de manera constante, terminó por entenderlos un poco.

¿Eeh? ¿Escapado? —Luego de la estupefacción, el Enforcer siguió abrazando a la menor y acarició su suave cabellera para poder tranquilizarla. Con tan sólo un vistazo pudo cersioarse de que en su muñeca se encontraba instalado el dispositvo típico de los perros de caza; aquel que los rastrea, mide su Psycho Pass y los distingue de la sociedad como criminales privilegiados al trabajar para la Oficina de Seguridad Pública— Vamos, vamos, no llores que no te voy a hacer daño y los chicos mal-... —Fue imposible terminar la frase puesto que una chica castaña, cordial y aparentemente perteneciente a la mismísima Oficina de Seguridad, apareció ante ellos. Shuusei la saludó tras asentir con la cabeza a su presentación, luego de eso vio cómo la más pequeña se dejó caer de rodillas sobre el suelo. Todo podía rayar en lo confuso e inverosímil, mas no era complejo deducir de qué iba todo esto.

El pelinaranja se alarmó al verla derrotada sobre el pavimento y de inmediato se aventuró a tomarla de los hombros, obligándola sutil a levantar la mirada— Koneko-chan, no tengas miedo ¿sí? —Le sonrió afable, retirando de su rostro un mechón de cabello que bloqueaba la visión contraria— Me llamo Kagari, ¿y tú? —Preguntó afectivo sin apartar la sonrisa. Buscaba transmitirle seguridad y, ciertamente, el calor que él no obtuvo cuando también, a tan corta edad, le encerraron y apartaron del mundo como si fuese una basura. Los malditos que le aislaron se habían encargado de tratarlo como un animal rabioso, es por eso que pretendía fungir como alguien de confianza para la niña que rogaba por piedad; conocía perfectamente el sentimiento.

Con el dedo pulgar limpió una de las lágrimas que se deslizaban por su mejilla, acto seguido le mostró su muñeca— Mira, Koneko-chan, yo también tengo una y vivo en el mismo edificio que tú. Si quieres regresemos juntos, estoy seguro que DaUn-chan no tendrá problema con eso, ¿cierto? —Levantó la vista al mismo tiempo que levantaba el resto de su cuerpo; su mano se había deslizado a la de la menor para no hacerle sentir que se alejaba. Ahora se dirigía hacia aquella que momentos antes se había presentado.— ¡Un gusto! —También le sonrió, extendiéndole la mano libre para saludarla. Decir su nombre estaba de más pues ya lo había mencionado.— Supongo que ambas son nuevas, no había tenido la suerte de encontrármelas antes. —Claro, tampoco tenía idea de a qué división pertenecían.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: All alone (Kagari y DaUn)

Mensaje por Invitado el Lun Abr 01, 2013 5:08 am

Estrechó la mano de Kagari delicadamente mientras oía como la pobre parecía sumamente aterrada, no le sorprendía, una niña tan pequeña no debería ser marcada como una criminal latente, ¿qué daño podía hacer? Era tan absurdo pero así era, al clasificarla de esa manera por alguna razón que se escapaba a su comprensión, ellos dejaron de pensar en ella como en una niña, vamos a ver, era una niña de ocho años, pequeña, adorable, santo cielo, lo más peligroso que esa niña tenía era el oso de peluche y parecía demasiado blando para lastimar a alguien, ¿acaso tenía rayos láser en los ojos o qué?

-Claro que no tengo ningún problema, Kagari-sonrió amablemente-. No quiero que ella esté asustada-le acarició despacio el cabello a la más pequeña de los tres-. Si, yo...entré hace muy poco....realmente muy poco....ni siquiera conozco a los otros..-susurró eso último-. Es agradable ver a más ejecutores...es decir siento que hayan sido calificados así pero...al menos no estamos solos.

Recordó lo dicho anteriormente por la niña rubia, en cierta manera no podía evitar que algo dentro de ella se contrajera, una parte que tenía muy guardada para sí misma, viendo a la niña tan de cerca le parecía que tenía la misma edad que su hermano Pasha al morir, en cierta manera se sintió algo más protectora para con esa criatura, una especie de compensación hacia lo que no pudo hacer para con su pequeño hermano, aunque ella no tenía el pelo negro ni los ojos ambarinos como su hermano, si aparentaban la misma edad, además el mohín triste de la pequeña le recordaba al propio de Pasha cuándo se sentía triste.

"Pavel...."pensó el nombre completo de su hermano con algo de tristeza.

Le apenaba la situación de la criatura, ella no sabía que hubiera hecho si su hermano hubiera sido declarado como un criminal latente y posteriormente convertirse en ejecutor a una edad tan temprana, probablemente hubiera hecho todo lo posible por volverse una criminal latente y poder permanecer en el mismo lugar que él, entrecerró los ojos. Ya lo era. ¿Qué reproche hubiera recibido del más pequeño al verla así? ¿Se habría asustado? ¿Habría llorado? Respiró algo más serena, no podía pensar en eso, no tenía sentido pensar en algo que nunca iba a ver, en cierto manera, la único positivo que tenía esa pérdida era que no podía ver lo que ella era.

-No se trata de la pulsera ni nada de eso...como Kagari te dijo, nosotros tenemos una y vivimos en el mismo lugar que tú, ninguno de nosotros dos quiere dañarte.Es normal que estés asustada, es una época.....complicada-dijo lo último algo suave.

Era una niña. No quería decir que el sistema sybil era una grandísima putada porque era pequeña, además de que se trataba de que Summer abandonara el miedo y la tristeza, eso sólo haría que su coeficiente criminal aumentase.

-Regresaremos los tres juntos cuándo te sientas preparada.

Miró hacia Shuusei agradecida de que el ejecutor luciera como alguien de buen carácter y amable, hubiera sido más difícil poder interactuar con ella si hubiera aparecido alguno de los inspectores o ejecutores que estaban buscándola algo más alteradas. Cierto, esa es otra, era conveniente avisar, por lo menos para que las cosas se calmara y nadie azuzase a la pequeña criatura que ella y Kagari llevarían en su momento de vuelta a la Oficina.

-Avisaré para que dejen de buscar y se relajen-le dijo al pelinaranja-. Lo que menos necesitamos es que vengan a gritarle o quién sabe qué, diré que la llevaremos nosotros.

Se mordió el labio pensativa, eran perros y no sabía con qué inspector u otro ejecutor debía comunicarse para que calmara la situación debido a su poca estancia como ejecutora, había estado demasiado tiempo aislada y encerrada, apenas les empezaba a conocer, pero.....echó un ojo hacia Summer y presionó contra el comunicador. Tendría que hablar con el inspector Cani. No le hacía gracia, sin embargo, sabía que él tenía la cabeza bien puesta sobre los hombros y si decían que la situación estaba controlada, él les daría un voto de confianza debido a que era de los pocos que no trataba como animales a los ejecutores y porque......era su padre, claro que esto último no lo diría a nadie. Eran cosas suyas, no tenía razón de ser compartirlas.

-Hound 5 al habla-dijo con la voz en un susurro pero suficiente para que la escuchasen por la retransmisión-. Inspector Cani, Kagari y yo hemos encontrado a la niña, se encuentra bien, sólo está algo asustada y confusa. Solicito beneplácito para darle tiempo a que se calme-permaneció un instante en silencio, algo tensa esperando la respuesta, si él le fallaba no sabía a quién mas recurrir, al menos Kagari lucía despreocupado y tranquilo, al igual que a ella parecía interesarle el bienestar de la criatura-. Entiendo-suspiró aliviada-. Gracias, señor.

Cortó la comunicación y se volvió hacia el ejecutor adulto.

-El inspector Cani hablará a los otros para informar la situación para que frenen la búsqueda, no sabe si conseguirá que se tranquilicen pero dice que nos tomemos nuestro tiempo para calmarla y que se le pase el susto-desvió los ojos hacia Summer y le sonrió con dulzura-. ¿Ves? No tienes que asustarte, te prometemos que todo va a salir bien.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: All alone (Kagari y DaUn)

Mensaje por Invitado el Lun Abr 01, 2013 10:16 pm

Mis piernas apoyadas contra el frio suelo seguían temblando y de mis ojos no paraban de caer lágrimas. No quería volver…porque tenía que estar allí encerrada…porque si salía me perseguían? No lo entendía…habría hecho algo malo?

Pero el chico de pelo naranja me abrazó contra el fuertemente llamándome “Koneko-chan” haciendo que me quedara algo perpleja pero al menos había funcionado para que dejara de llorar y asintiera a su pregunta casi mecánicamente.

Miedo…Esa sensación con la que parecía haber vivido toda mi vida…y que parecía que jamás me abandonaría…

Mi rostro se levantó poco a poco hasta encontrarse de nuevo con los ojos del chico que se había presentado como Kagari, con esos ojos naranjas que me miraban como si supieran perfectamente en la situación que me encontraba, como si él hubiera pasado por lo mismo….-mi…mi nombre?-susurré mientras dejaba que limpiara las lágrimas de mi rostro-yo…yo me llamo…-susurré intentando no tartamudear-me…me llamo Summer-dije sonriendo levemente intentando retomar la compostura ahora que sabía que ellos no me harían nada, que estaba segura…con ellos a mi lado lo estaba…

Estaba segura…por eso mi sonrisa se ensancho y mis ojos tintinearon por un segundo de felicidad.

Miré su pulsera igual que la mía y sus palabras me calaron hondo de alguna manera. Volver juntos? Eso sonaba muy bien…demasiado bien…excepto la parte de volver a esa celda blanca…aunque al parecer por lo que estaban diciendo no tenía otra opción, tenía que volver obligatoriamente…tarde o temprano.

Mis puños se apretaron levemente intentando no volver a llorar ante lo impotente que me sentía en ese momento intentando mantener mi sonrisa-e…está bien…oni-chan y one-chan-sonreí algo triste-pero…podemos no hacerlo ya?-pregunté algo temerosa de que me lo denegaran-po..por favor…-insistí ahora algo seria volviendo a mi miedo de siempre-pero…quería preguntaros algo también...-baje la cabeza levantándola después mirándolos a ambos a los ojos-he…he hecho algo malo? Po..porque quieren que vuelva allí? Qui...quiera saberlo...por..porfavor-pregunté abrazando a mi peluche fuertemente-aun…no…no lo entiendo…-susurré volviendo a bajar la mirada.

Quería quedarme con ellos…de verdad lo quería…pero me daba miedo volver a aquella celda, que me traicionaran, que me dejaran sola después de haberme hecho emocionar con esa cercanía hacia mi persona…no quería olvidar más...no quería tener que olvidar tampoco…solo quería continuar….debía continuar, siempre hacia delante con una luminosa sonrisa en mi rostro como el sol de verano…

Summer…así me llamaba…tenía que hacer justicia a mi nombre…tenía que ser como el sol del verano que alegraba la vida a lo demás cuando lo veías a la mañana nada más salir de tu cuarto en verano…

Tenía que hacer a la gente feliz…tenía que vivir por ello…para ello…por mi bien, por el de todos a los que no quería lastimar…y para que pudiera encontrar mi sitio de una vez por todas….siendo feliz con todos ellos.

Sin embargo mi burbuja de felicidad se rompió cuando vi que unos tipos trajeado igual que Daun venían hacía a mí con una especie de pistola enfocándome con ella. Me iban a disparar!?

El primer instinto fue cerrar los ojos y apretar fuertemente la mano de Kagari que aferraba la mía con preocupación y cariño. Pero el segundo fue salir corriendo de allí rápidamente sin mirar atrás.

Solté la mano de Kagari y mis piernas empezaron a correr solas mientras detrás mía podía oír palabras como “cogedla” “que no escape”, haciendo que mi corazón se encogiera del dolor.

Parecía una fugitiva…y con tan solo 8 años…no lo entendía…porque?
Una dispara azul me pasó rozando el hombro y en cuanto me quise dar cuenta estaba tirada en el suelo rodeada de mi sangre con la vista borrosa. Mi cuerpo no habría sufrido ninguna herida, pero con aquel disparó había bastado para que la rozadura con la que fuera eso empezara a sangrar.

Dolía…mucho…

-Po…porque…-susurré aun medianamente consciente pudiendo escuchar aún más voces que antes, todas alteradas y pasos que venían directamente hacía a mí. Incluso…si me concentraba podía escuchar a una mujer que estaba justo detrás de mi cuerpo en el suelo a la cual podía ver con mi cabeza echado hacía atrás-tranquila cariño…ese monstruo ya no te hará daño-dijo cogiendo a su hija de la mano y llevándosela de allí.

Mis ojos se llenaron de lágrimas-ya…ya entiendo-una sonrisa triste se dibujó en mi rostro lleno de sangre y lágrimas-es porque…porque…so..soy un monstruo…-susurré antes de desvanecerme en los brazos de Morfeo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: All alone (Kagari y DaUn)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.